miércoles, 4 de mayo de 2016

Cumplir la misión

No puedo parar de trabajar. 
Tendré toda la eternidad para descansar
Madre Teresa de Calcuta

Una mente en paz,
una mente centrada
que no se enfoca en dañar a otros
es más fuerte que cualquier fuerza física del Universo
Wayne Dyer

Hay una cosa en este mundo que nunca debe ser olvidada.
Si uno olvidara todo lo demás, pero no se olvidara de ésta,
no habría de qué preocuparse.
En cambio si uno recordara e hiciera todo sin olvidar nada excepto ésta, 
entonces no habría hecho nada en absoluto.
Es igual que si un rey te hubiera enviado a un país
a cumplir una determinada misión.
Tú vas y realizas cientos de otras tareas,
pero si no realizas aquella específica que te encargó el monarca,
sería como si no hubieras hecho nada.
De un modo similar,
 el hombre ha venido a este mundo para realizar una tarea específica,
conocer a Dios.
Ése es su propósito. 
Si no lo realiza, no habrá hecho nada en absoluto.
Rumi

La Madre Teresa de Calcuta es un icono a nivel mundial en la caridad, el amor al prójimo y el servicio a los y las demás. 

En agosto del 2004 en la Iglesia de San Isidro en Bogotá el Párroco me regaló la biografía de la Madre Teresa y luego ví una película biográfica y me inspiró la manera como escuchó su corazón, la confianza que puso en la Divina Providencia y como la vida la fue llevando y guiando para cumplir con la Misión de Vida y Amor encomendada y que hoy en día es la OBRA DE SERVICIO AL PRÓJIMO MÁS GRANDE DEL PLANETA: LAS MISIONERAS DE LA CARIDAD.

En primer lugar la Madre Teresa tuvo una época de preparación: ingresó al convento, se formó, tomó los votos, dejó a sus padres, a su país, llegó a un país extraño, aprendió la nueva cultura y se desenvolvió como profesora en la comunidad en la cual había ingresado. Este tiempo de preparación fue de años.

Luego llegó el momento del llamado: el momento en el cual una voz, una insistencia en su mente, en su alma y en su corazón le decía que había cumplido el ciclo con esa comunidad y debía empezar otra labor, otra comunidad empezando aparentemente de cero, porque estaba empezando a partir de las bases firmes y sólidas de la preparación.

Empezó su labor sin dinero, en un basurero de Calcuta, enseñando a leer y a escribir, el tablero era el suelo y la tiza un palo, esta escuela inició en el barrio más pobre de Calcuta.

No basta el simple llamado, hay que escuchar y actuar. Escuchar la VOZ, la CONCIENCIA, el ÁNGEL, interpretar las SEÑALES, y no confundirse con el RUIDO... con el SABOTEO INTERNO Y EXTERNO... con los DEMONIOS...

Todos y todas tenemos una misión, una vocación, la vida nos va preparando, llega el momento del llamado, del escuchar, del actuar y como tenemos libre albedrío podemos cumplir nuestra misión o irnos contra ella.

La misión exige lealtad, somos desleales con nuestra misión cuando nos desviamos. 

Volver a encaminarnos no es fácil y el Desierto con sus demonios nos confunde.

En mi caso he tenido un gran tiempo de preparación, hubo el llamado y por épocas estoy con mi misión y luego me he desviado del cumplimiento de mis sueños para enredarme en los sueños o para ser más precisos en las pesadillas de los y las demás para dejar mi propia vida y mi propia misión a un lado.

En estos momentos estoy viviendo el retomar mi camino, mis sueños con amor propio y auto respeto para cumplir mi misión con disciplina y sin distracciones.

La Madre Teresa vivió el auto saboteo de no cuidarse y se enfermó, la primera lección de servicio que aprendió: para servir al prójimo la primera persona que hay que cuidar es a uno mismo para poder tener fuerzas de cuidar a los demás. 

Hay que comer y hay que dormir. Sin comer y sin dormir lo más probable es la debilidad, el desmayo, la enfermedad, la desnutrición, la hospitalización, la incapacidad etc... Florence Thomas escribió un artículo maravilloso al respecto: Una condición para el cuidado de otros: El valor del cuidado de sí

Luego cuando la Madre Teresa inició su labor de cuidar a los moribundos, leprosos y parias en Calcuta trabajó en un templo y vivió el saboteo de terceros, gente que no era capaz de hacer la tarea que ella hacía y ellos tampoco realizaban dicha labor. Como dice el dicho popular: gente que no raja, ni presta el hacha.

Luego vivió ese factor tan nuestro de la condición humana, los celos y las envidias de personas pertenecientes al clero y que se oponían a la fundación de su comunidad.

Rudy Parecin Mareno un recordado amigo brasilero me habló alguna vez del desierto y los demonios: espíritus cuya misión es confundirnos, tomar posesión de nuestra atención, de nuestro tiempo, de nuestros recursos y son expertos en el arte de la distracción, son embaucadores, encantadores de serpientes, nos hipnotizan y vienen en distintas presentaciones: robadores de sueños, robadores de tiempo, llamadores de atención, vampiros por absorción, vampiros por bombardeo, víctimas, pobrecitos, recostados, gente desubicada, gente irrespetuosa, gente confundida, gente corrupta, seductores, aguas mansas, cacos, estafadores, charlatanes, depredadores, explotadores, oportunistas, saboteadores, vividores, timadores etc...

También están los ángeles: el ejército poderoso y amoroso de ayuda celeste y terrenal, los espíritus y personas que apoyan, que inspiran, que son puente, con mensajes constructivos, positivos y respetuosos por ejemplo las primeras misioneras y todas las vocaciones, la autoridad que permitió que continuara la Madre Teresa y sus misioneras sirviendo en el templo, el padre jesuita que la apoyó y la inspiró para que continuara con la constitución de las Misioneras de la Caridad, los donantes, los voluntarios, los orantes, en fin el VERDADERO AMOR CON HECHOS y moviendo montañas, que parte el mar en dos y hace que las cosas fluyan. 

Como no somos santos, ni santas como la Madre Teresa, somos simples mortales, ahí vamos avanzando con nuestra misión en medio de nuestros autosaboteos, auto zancadillas, padeciendo el saboteo de terceros, sufriendo el cáncer de la envidia y el actuar distractor y saboteador de los demonios.

Dios es rico en misericordia y envía ángeles, muchos ángeles, unos son mensajeros, otros son sanadores, otros son puentes, otros son guerreros de luz y nuestros protectores espirituales en mi caso mi Amado Padre que no me abandona ni de día, ni de noche.

Para sacar adelante las Misioneras de la Caridad, la Madre Teresa tuvo disciplina mental, espiritual, corporal, relacional y actitudinal.

Pensaba y hablaba en positivo, tenía FE y ESPERANZA, actuaba, no se quejaba, iba para adelante, confiaba en la DIVINA PROVIDENCIA y su plan era que no tenía ningún plan, fluía. Valoraba lo grande y lo pequeño y estaba llena de GRATITUD por servir y por amar. Su intención era correcta, su palabra impecable y su actuar amoroso.

No me imagino a la Madre Teresa con "depresiones", con dramas absurdos emocionales, hormonales y sentimentales, hablando superficialidades y ociosidades, en otras palabras distrayendo la mente, la palabra, la acción y el tiempo propio y ajeno en lo que no es.

No me imagino a la Madre Teresa elaborando inventos para "robarle" a la gente su vida, sus sueños, su tiempo, su energía y sus recursos.

No me imagino a la Madre Teresa chismoseando por teléfono, ni en vivo ni en directo, ni siendo disociadora, ni inventándose conflictos, componendas y trampas, promoviendo falsedades, induciendo en error y hablando lo que no es, en otras palabras promoviendo ejercicios de calumnia, injuria y corrupción.

No me imagino a la Madre Teresa distrayendo la plata de las Misioneras en un casino, ni tomando trago, ni consumiendo drogas, ni comprando armas, ni convertida en prestamista con la plata ajena, ni tomando plata prestada para no pagarla.

No me imagino a la Madre Teresa saboteando la vida, los sueños y los proyectos de los y las demás.

No me imagino a la Madre Teresa negando los derechos fundamentales a las personas.

La Madre Teresa estaba ocupada. sirviendo y trabajando: educando a la gente, cuidando a los enfermos y moribundos, cuidando a los bebés rechazados, fundó escuelas, hospitales, centros de oración y acogida, la Madre Teresa era amor con hechos, y sus hechos y frutos son concreción de los derechos humanos y fundamentales de las personas.

La Madre Teresa estaba centrada y concentrada en lo que estaba. ¿Y en que estaba? La Madre Teresa estaba cumpliendo disciplinada y lealmente su misión. Ella decía: hay que ser FIEL.

Todos y todas tenemos una misión, no somos islas en el mundo, tenemos libre albedrío: podemos elegir entre cumplir y no cumplir nuestra misión, podemos elegir entre ser ángeles o demonios y podemos elegir entre la felicidad y la infelicidad.

El principal AMOR es el AMOR PROPIO y el AUTO RESPETO, sin AMOR PROPIO y sin AUTO RESPETO, imposible que otras personas nos AMEN y nos RESPETEN.

El AMOR es AUTO CUIDADO, RESPETO, LIBERTAD y CRECIMIENTO. 

Estoy volviendo a mi misión, porque cumplir mi misión y ser leal a ella, es la mejor forma de amarme a mí misma y amar a los y las demás.

Muchas veces he abandonado mi propia vida por vivir vidas y sueños ajenos, en un ejercicio insano de ayuda a cambio de amor, en esos ejercicios insanos de ayuda a cambio de amor, terminan convirtiéndose en ejercicios de utilización, lastimamos a los y las demás y nos lastimamos a nosotros mismos.

Te ayudo a cambio de que me ames, en lugar de te ayudo porque te amo: el ayudar para suplir una carencia afectiva y emocional es el reflejo de una enorme falta de amor propio y auto respeto, la ayuda se brinda cuando se la piden a uno y se ayuda hasta donde humanamente se puede y se ayuda con y desde el amor, no para que nos amen, nos paguen o nos agradezcan, como dice el dicho popular haz el bien y no mires a quien.

Estoy viviendo un momento lleno de aprendizajes porque resulté en esos desvíos del camino ayudando a unos vampiros, fui la huésped de unos oportunistas y esa relación obviamente no es una relación ni de amor, ni de crecimiento, ni de libertad, ni de respeto, ni de progreso. El oportunista feliz que otro le haga la tarea y él continuar en la pereza y en la flojera.

Cuando retomé el amarme a mi misma, corté todas las relaciones que me agredían, porque cuando uno se quiere y se respeta, no permite situaciones, ni relaciones de irrespeto, agresión, ni oportunismo.

Robin Norwood habla de los niveles espirituales y actitudinales de las personas, hay personas básicas, primitivas e instintivas; hay personas del nivel medio que se debaten entre lo mental y lo corporal y están los seres iluminados, crísticos, no conflictuados como la Madre Teresa, seres ubicados en el SER y el SER guía el camino y la misión sin distracciones, los seres iluminados ya superaron las confusiones del orden instintivo, mental y espiritual. Los iluminados son seres con claridad en el pensar, el sentir, el hablar y el actuar y por lo tanto son congruentes en todo sentido.

Miguel Ruiz en los CUATRO ACUERDOS, el QUINTO ACUERDO y la MAESTRÍA DEL AMOR explica quienes son y como se comportan las Víctimas, los Guerreros y los Maestros. 

Las víctimas se expresan con el chismorreo y viven el infierno. 

Los guerreros se debaten entre el Cielo y el Infierno, entre la Verdad y la Mentira.

Los Maestros son Armonía, Amor y Verdad a veces no necesitan ni hablar para que llegue el Mensaje, los Maestros viven el Cielo en este mundo. Los Maestros: perdonan, aman y aceptan tal como lo hacía la Madre Teresa de Calcuta, ella no daba discursos sobre el amor, la Madre Teresa de Calcuta amaba y como expresaba ese amor con hechos: cumpliendo su misión.

Los ángeles son mensajeros ¿Qué clase de mensajes transmitimos?

El mejor acto de amor es inspirar a la gente a que cumpla su misión y administre bien sus dones, talentos y carismas, cumplir nuestra misión es un acto maravilloso de amor propio y de amor por los demás. El mayor acto de egoísmo es robar, sabotear y destruir los sueños y la vida de las personas.

La CREACIÓN es el mejor ejemplo de los sueños hechos realidad una Mente Superior, una Fuente Infinita de Amor, el CREADOR, en lo personal: Dios Nuestro Señor se manifiesta a través de la belleza de su obra, el firmamento infinito, las estrellas, el mar, los árboles, las flores, el reino animal y su obra cumbre: EL SER HUMANO: enredado en sus propios dones y talentos, enredado en sus hormonas y depresiones, enredado en el alcohol, las drogas y otras adicciones, el Ser Humano, capaz de lo más sublime, a menos que sean patologías, todos y todas tenemos el libre albedrío y toda la posibilidad para ser CREATIVOS, AMOROSOS, BELLOS, BONDADOSOS, ABUNDANTES, EXPANSIVOS Y PRÓSPEROS. 

Hay un dicho que dice el que mucho abarca, poco aprieta, es mejor lo poco bien y no mucho mediocre, lo que se haga: hacerlo bien y también reza el dicho zapatero a tus zapatos, el EGO nos tiende trampas. 

He visto proyectos donde una sola persona: canta, baila, actúa, escribe, mejor dicho el hombre y la mujer orquesta, quieren hacerlo todo ellos solos y resulta que no canta bien y le quita la oportunidad a la persona que si canta bien, resulta que no baila bien y le niega la oportunidad al que sí baila, todo por el EGO, porque quieren ser los ÚNICOS.

Cuando se actúa desde el SER primero se aprende, hay que reconocer nuestras fortalezas y nuestras debilidades, también ubicar las fortalezas y las debilidades de los demás.

Steve Jobs construía equipo y no cualquier equipo: su equipo eran los mejores. Pablo Motos nos dice que además de saber, la gente debe ser buena gente, lo fundamental: LA BUENA GENTE.

Hay que tener humildad para aprender, equivocarnos, caernos y levantarnos y reconocer lo que son nuestros dones, carismas y talentos y ubicarnos en el lugar que nos corresponde, con la gente que nos corresponde y realizar la misión encomendada.

Cuando estamos disciplinados en nuestra misión, con la mente en paz y centrada como lo expresa Wayne Dyer los resultados los tenemos a la vista: aviones, cohetes, barcos, computadores, celulares, ipad, obras de arte, de arquitectura, ingeniería, avances en el pensamiento y producción académica, obras de servicio maravillosas y un largo etc... la mente y el corazón humanos cuando están coordinados y centrados son la fuerza creativa más maravillosa del Universo y con el permiso del Creador se realizan milagros y se intenta con su venia bendita emular su obra.

El mayor acto de amor y de paz es realizar nuestros sueños y cumplir nuestra misión e inspirar a los y las demás a que realicen sus sueños y cumplan su misión.

La felicidad, los dones, los talentos y los carismas están dentro de nosotros mismos, no son externos, nuestro cuerpo es sagrado es el vehículo, es el templo en el cual habita el SER, el ESPÍRITU, el CREADOR y la mejor manera de honrar nuestro Ser y nuestro Cuerpo es cumpliendo disciplinada y lealmente nuestra Misión.

Recomiendo una entrevista maravillosa sobre la fidelidad y la lealtad a uno mismo Entrevista a Bibi Andersen un ser humano extraordinario y la lectura de Narciso y Goldmundo de Herman Hesse... hay muchos caminos que conducen a la misión y a la sabiduría.