sábado, 14 de enero de 2017

Taller Mándala

Taller Mándala 

Valor...arte & Paz

Información y contacto:
2831013 y 3153397145
Duración mínima:
4 horas
Incluye:
Taller, materiales, fotografías, certificado y refrigerio
Producto:
Mandala de Diseño Original 
Tamaño Mandala:
1 pliego
Técnica:
Mandala Circus del artista vasco Alex Carrascosa
Costo:
$150.000
Cupo limitado
Máximo 3 personas por taller

Seminario Taller Introducción a la Mediación


Presentación: El seminario taller es un entrenamiento de altísimo nivel ofrecido por el Centro de Conciliación CREARC que cuenta con una experiencia de 12 años en la materia. 
El seminario taller es facilitado por conciliador@s y mediador@s del Centro de Conciliación CREARC que cuentan con experiencia en la facilitación, conciliación y mediación en la solución de conflictos en diversas materias.
Patricia Romero Sánchez Directora del Centro de Conciliación CREARC y facilitadora principal tiene formación y entrenamiento a nivel nacional e internacional en materia de mediación y conciliación y cuenta con amplia experiencia en la formación y entrenamiento de mediadores y conciliadores. Lleva 20 años trabajando en la conciliación extrajudicial en derecho, en mediación y transformación pacífica de conflictos. Actualmente realiza su tesis doctoral sobre Mediación y conciliación en Colombia en la Universidad de Granada (España).
Dirigido a: personas y profesionales interesad@s en el tema.
Justificación: el seminario taller pretende brindar los elementos básicos sobre el arreglo directo y la mediación como mecanismo de solución dialogal del conflicto, con visión pedagógica en el fortalecimiento de los mecanismos alternativos y la construcción de una cultura de paz que transforme el enfoque adversarial y litigioso en un enfoque cooperativo, pacífico y dialogal de solución de conflictos.
Metodología: conferencia magistral, análisis de casos, sociodrama o role playing. 
Duración: 8 horas
Teléfonos de contacto: 
2831013 y 3153397145
Incluye:
Taller, materiales, fotografías y refrigerio
Cupo limitado
Contacto e información: 
crearc@gmail.com

Toma tu corazón roto y conviértelo en arte...

viernes, 6 de enero de 2017

domingo, 25 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad!

Navidad: Luz que rompe nuestras Tinieblas...

«Ha aparecido la gracia de Dios, que trae la salvación para todos los hombres» (Tt 2,11). Las palabras del apóstol Pablo manifiestan el misterio de esta noche santa: ha aparecido la gracia de Dios, su regalo gratuito; en el Niño que se nos ha dado se hace concreto el amor de Dios para con nosotros.

Es una noche de gloria, esa gloria proclamada por los ángeles en Belén y también por nosotros hoy en todo el mundo. 

Es una noche de alegría, porque desde hoy y para siempre Dios, el Eterno, el Infinito, es Dios con nosotros: no está lejos, no debemos buscarlo en las órbitas celestes o en una idea mística; es cercano, se ha hecho hombre y no se cansará jamás de nuestra humanidad, que ha hecho suya.

Es una noche de luz: esa luz que, según la profecía de Isaías (cf. 9,1), iluminará a quien camina en tierras de tiniebla, ha aparecido y ha envuelto a los pastores de Belén (cf. Lc 2,9).

Los pastores descubren sencillamente que «un niño nos ha nacido» (Is 9,5) y comprenden que toda esta gloria, toda esta alegría, toda esta luz se concentra en un único punto, en ese signo que el ángel les ha indicado: «Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre» (Lc 2,12).

Este es el signo de siempre para encontrar a Jesús. No sólo entonces, sino también hoy. 

Si queremos celebrar la verdadera Navidad, contemplemos este signo: la sencillez frágil de un niño recién nacido, la dulzura al verlo recostado, la ternura de los pañales que lo cubren. Allí está Dios.

Con este signo, el Evangelio nos revela una paradoja: habla del emperador, del gobernador, de los grandes de aquel tiempo, pero Dios no se hace presente allí; no aparece en la sala noble de un palacio real, sino en la pobreza de un establo; no en los fastos de la apariencia, sino en la sencillez de la vida; no en el poder, sino en una pequeñez que sorprende.

Y para encontrarlo hay que ir allí, donde él está: es necesario reclinarse, abajarse, hacerse pequeño. 

El Niño que nace nos interpela: nos llama a dejar los engaños de lo efímero para ir a lo esencial, a renunciar a nuestras pretensiones insaciables, a abandonar las insatisfacciones permanentes y la tristeza ante cualquier cosa que siempre nos faltará. 

Nos hará bien dejar estas cosas para encontrar de nuevo en la sencillez del Niño Dios la paz, la alegría, el sentido de la vida.

Dejémonos interpelar por el Niño en el pesebre, pero dejémonos interpelar también por los niños que, hoy, no están recostados en una cuna ni acariciados por el afecto de una madre ni de un padre, sino que yacen en los escuálidos «pesebres donde se devora su dignidad»: en el refugio subterráneo para escapar de los bombardeos, sobre las aceras de una gran ciudad, en el fondo de una barcaza repleta de emigrantes.

Dejémonos interpelar por los niños a los que no se les deja nacer, por los que lloran porque nadie les sacia su hambre, por los que no tienen en sus manos juguetes, sino armas. 

El misterio de la Navidad, que es luz y alegría, interpela y golpea, porque es al mismo tiempo un misterio de esperanza y de tristeza. 

Lleva consigo un sabor de tristeza, porque el amor no ha sido acogido, la vida es descartada. Así sucedió a José y a María, que encontraron las puertas cerradas y pusieron a Jesús en un pesebre, «porque no tenían [para ellos] sitio en la posada» (v. 7): Jesús nace rechazado por algunos y en la indiferencia de la mayoría.

También hoy puede darse la misma indiferencia, cuando Navidad es una fiesta donde los protagonistas somos nosotros en vez de él; cuando las luces del comercio arrinconan en la sombra la luz de Dios; cuando nos afanamos por los regalos y permanecemos insensibles ante quien está marginado.

Pero la Navidad tiene sobre todo un sabor de esperanza porque, a pesar de nuestras tinieblas, la luz de Dios resplandece. Su luz suave no da miedo; Dios, enamorado de nosotros, nos atrae con su ternura, naciendo pobre y frágil en medio de nosotros, como uno más. 

Nace en Belén, que significa «casa del pan». Parece que nos quiere decir que nace como pan para nosotros; viene a la vida para darnos su vida; viene a nuestro mundo para traernos su amor. No viene a devorar y a mandar, sino a nutrir y servir.

De este modo hay una línea directa que une el pesebre y la cruz, donde Jesús será pan partido: es la línea directa del amor que se da y nos salva, que da luz a nuestra vida, paz a nuestros corazones.

Lo entendieron, en esa noche, los pastores, que estaban entre los marginados de entonces. Pero ninguno está marginado a los ojos de Dios y fueron justamente ellos los invitados a la Navidad. Quien estaba seguro de sí mismo, autosuficiente se quedó en casa entre sus cosas; los pastores en cambio «fueron corriendo de prisa» (cf. Lc 2,16).

También nosotros dejémonos interpelar y convocar en esta noche por Jesús, vayamos a él con confianza, desde aquello en lo que nos sentimos marginados, desde nuestros límites. Dejémonos tocar por la ternura que salva. Acerquémonos a Dios que se hace cercano, detengámonos a mirar el belén, imaginemos el nacimiento de Jesús: la luz y la paz, la pobreza absoluta y el rechazo.

Entremos en la verdadera Navidad con los pastores, llevemos a Jesús lo que somos, nuestras marginaciones, nuestras heridas no curadas. 

Así, en Jesús, saborearemos el verdadero espíritu de Navidad: la belleza de ser amados por Dios. 

Con María y José quedémonos ante el pesebre, ante Jesús que nace como pan para mi vida. 

Contemplando su amor humilde e infinito, digámosle gracias: gracias, porque has hecho todo esto por mí.

Papa Francisco
Mensaje de Navidad 2016

Pesebre al aire libre en el Santuario de Monserrate en Bogotá
Fotografía: Patricia Romero Sánchez. Diciembre. 2016.


Navidad es la CULTURA DEL AMOR.
Navidad es VIDA.
Navidad es DAR y al SERVIR.
Navidad es GRATITUD.
Navidad es LUZ, COLOR y ALEGRÍA

lunes, 14 de noviembre de 2016

Que significa el saludo: ¡Paz y Bien!

San Francisco y santa Clara de Asís saludaban a la gente de su época con la expresión "Pace e Bene!" o "¡Paz y Bien!". 

Esta pequeña frase expresa mucho: 
que disfrutes de buena salud, 
que estés tranquilo y feliz, 
que no pases necesidades, 
que se respete tu dignidad, 
que tu bondad interior florezca, 
que el mundo en que vivimos conozca esta paz profunda. 
Era una bendición, una esperanza y una manera de reconocer la santidad de aquéllos con quienes se encontraban.

El arte de acompañar, la colaboración y la solidaridad

¿Cuál es el prójimo preguntó Jesús?
El que tuvo piedad.

El buen samaritano actúa con humanidad.

El buen samaritano ayuda a la persona
que es molida a palos, que está herida y medio muerta.

El buen samaritano es próximo: mira, se conmueve 
y actúa con misericordia.

El buen samaritano no deja a medias su acto solidario,
él sirve de manera auténtica.

La solidaridad además de ser individual también 
es colectiva y social.

La proximidad es importante, ser prójimo de cualquier
persona en el camino de la vida.

El buen samaritano llega hasta el final, 
no basta con esforzarnos,
debemos garantizar que nuestra colaboración 
sea efectiva.

El buen samaritano no tiene aversión hacia sus hermanos.

El buen samaritano apoya siempre para bien,
nunca para hacer el mal.

El buen samaritano ama con misericordia y ternura infinitas.

viernes, 7 de octubre de 2016

Histórico: Premio Nobel de Paz para el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos



"El Comité del Nobel noruego decidió conceder el Premio Nobel de la Paz 2016 al presidente colombiano Juan Manuel Santos por sus tenaces esfuerzos para poner un fin a la guerra civil que ha vivido su país durante más de 50 años y que provocó el desplazamiento de cerca de seis millones de personas. 

Esta recompensa también tiene que ser vista como un homenaje al pueblo colombiano, que pese a las grandes pruebas y los abusos que ha sufrido, no abandonó la esperanza de una paz justa, y para todas las partes que han contribuido al proceso de paz. 

El homenaje es sobre todo, para los seres queridos de las innumerables víctimas de esta guerra civil.

El presidente Santos lanzó un proceso de diálogo, que culminó con la firma de un acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, y siempre buscó hacer avanzar este proceso.

A pesar de que sabía que era algo controvertido, jugó un rol esencial para que los electores pudieran expresar su opinión sobre los acuerdos de paz en un referéndum.

El resultado de las votaciones no fue el que hubiera querido el presidente Santos: ya que por una ligera ventaja, una mayoría de los 13 millones de colombianos que fueron a las urnas, votó en contra de lo que hubiera querido el presidente Santos y dijeron no al acuerdo.

Este resultado creó una gran incertidumbre en torno al futuro de Colombia. Existe un riesgo cierto de que el proceso de paz sea interrumpido y que la guerra civil se reanude.

Por ello se hace aún más importante que las partes, lideradas por el presidente Santos y por el líder de la guerrilla de las FARC Rodrigo Londoño (Timochenko), sigan respetando el cese el fuego.

El hecho de que la mayoría de los electores hayan dicho "No" al acuerdo de paz no implica forzosamente que el proceso de paz esté muerto. 

El referéndum no era un voto a favor o en contra de la paz. Lo que los partidarios del "No" rechazaron no fue el anhelo de paz, sino un acuerdo específico. El Comité del Nobel destaca la importante de la invitación que hizo el presidente Santos a todas las partes para participar en un amplio diálogo nacional, para hacer avanzar el proceso de paz.

Incluso quienes se opusieron al acuerdo celebraron que haya este diálogo. El Comité del Nobel espera que todas las partes retomen su cuota de responsabilidad y participen de forma constructiva a las negociaciones de paz en un futuro.

Encontrar el equilibrio entre la necesidad de que haya una reconciliación nacional y la justicia para las víctimas va a ser un ejercicio particularmente difícil. 

Una característica importante del proceso de paz colombiano ha sido la participación de los representantes de las víctimas de esta guerra.

Ver la valentía y la voluntad de los representantes de las víctimas a la hora de dar testimonio de las atrocidades y de confrontar a los responsables de cada parte beligerante, ha provocado una fuerte impresión.

Al concederle el Premio Nobel de Paz este año al presidente, Juan Manuel Santos, el Comité Noruego del Nobel desea alentar a todos los que se esfuerzan para lograr la paz, la reconciliación y la justicia en Colombia.

El mismo presidente fue muy claro a la hora de decir que va a seguir su labor para conseguir la paz hasta el último día de su mandato.

El Comité espera que el premio de la Paz le dé la fuerza para tener éxito en esta exigente tarea. 

Es más, el Comité alimenta la esperanza de ver en los próximos años al pueblo colombiano recogiendo los frutos del proceso de paz y de la reconciliación que hay en marcha.

Sólo en ese momento, el país podrá combatir grandes problemas como la pobreza, la injusticia y la criminalidad ligada al tráfico de droga.

La guerra civil en Colombia es una de las guerras civiles contemporáneas más largas que ha habido y es el único conflicto armado que subsiste en el continente americano.

La profunda convicción del Comité Noruego del Nobel es que, pese a la victoria del no en el referéndum, el presidente Santos acercó este cruento conflicto de una conclusión pacífica, y que se sentaron la mayoría de las bases con miras a un desarme verificable de los guerrilleros de las FARC y a un proceso histórico de fraternización y de una reconciliación nacional. Estos esfuerzos para promover la paz están acordes con la carta y al espíritu del testamento de Alfred Nobel".

Palabras del Presidente de la República, 
Juan Manuel Santos, 
luego de conocerse los resultados 
del Plebiscito por la Paz

​Hoy me dirijo al país como presidente de todos los colombianos: tanto de los que votaron por el NO como de los que votaron por el SÍ. ¡De todos los colombianos!

Yo los convoqué a que decidieran si respaldaban o no el acuerdo para la terminación del conflicto con las FARC, y la mayoría, así sea por un estrechísimo margen, ha dicho que NO.

Soy el primero en reconocer este resultado.

La otra mitad del país ha dicho que SÍ.

Como Jefe de Estado, soy el garante de la estabilidad de la nación, y esta decisión democrática no debe afectar dicha estabilidad, que voy a garantizar.

Como Presidente, conservo intactas mis facultades y mi obligación para mantener el orden público y para buscar y negociar la paz.

El cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo sigue vigente, y seguirá vigente.

Escucho a los que dijeron NO y escucho a los que dijeron Sí.

Todos, sin excepción, quieren la paz. Así lo han dicho expresamente.

Mañana mismo convocaré a todas las fuerzas políticas –y en particular a las que se manifestaron hoy por el NO– para escucharlas, abrir espacios de diálogo y determinar el camino a seguir.

Siempre he creído en el sabio consejo chino de buscar oportunidades en cualquier situación. Y aquí tenemos una oportunidad que se nos abre, con la nueva realidad política que se manifestó a través del plebiscito.

Buscar puntos de encuentro y de unidad es ahora más importante que nunca. Y es lo que vamos hacer.

He dado instrucciones al jefe negociador del Gobierno y al alto comisionado de paz para que viajen mañana mismo a La Habana a mantener informados a los negociadores de las FARC sobre el resultado de este diálogo político.

Ahora vamos a decidir entre todos cuál es el camino que debemos tomar para que la paz –esa paz que todos queremos– sea posible y salga todavía más fortalecida de esta situación.

No me rendiré.

Seguiré buscando la paz hasta el último minuto de mi mandato porque ese es el camino para dejarles un mejor país a nuestros hijos.

Buenas noches.

jueves, 6 de octubre de 2016

Taller Mándala Gaia Natura

 «El arte es armonía. 
La armonía es la analogía de los contrarios, 
y de similares elementos del tono, del color, y de la línea, 
considerados a través su dominancia 
y bajo la influencia de la luz 
en combinaciones alegres, serenas o tristes» 
George – Pierre Seurat

La Naturaleza es armonía divina,
sinfonía maravillosa que invita a la creación entera
a que acompañe su evolución y progreso.
En todo el recorrido de tu vida,
sé instrumento adecuado que capte 
las vibraciones de paz y equilibrio de la naturaleza,
y tu salud encontrará los ajustes necesarios 
para su propio desarrollo.
Vive en el respeto de las leyes naturales, 
y con el espíritu orientado a Dios.
C. Torres Pastorino
Minuto de Sabiduría

Eres Maestro de lo que haz vivido.
Artesano de lo que estás viviendo y
Aprendiz de lo que vivirás.
Richard Bach

La fuente infinita de la creatividad se hizo presente y nos regaló
el día de hoy un bellísimo Mándala sobre la Madre Tierra y la Naturaleza

Avanzando por este maravilloso proceso creativo, de meditación y relajación

Poco a poco se iba revelando el mensaje de este hermoso Mándala

Avanzando y terminando el Mándala Gaia Natura

Mandala Gaia Natura
elaborado por Paola, Carlota y Patricia

El tema ecológico, cultural  y espiritual se hizo presente 
en este tierno y femenino Mándala:
los cuatro elementos: tierra, agua, viento y fuego,
el cielo, el mar y el atardecer, flores, arco iris ondulado, 
elefantita hindú con flores y corazones evocando la festividad del Happy Holi, 
mariposa amarilla en homenaje a Gabo y sus Cien años de Soledad, 
flor de estilo mudéjar, dulce fragmentado de chocolate, rosa y curuba 
y un girasol gigante multicolor
El Mándala Gaia Natura es rico en simbología:
Arco iris: grandeza  y gloria:
diversidad, inclusión, esperanza y anhelo,
símbolo del movimiento pacifista
Ganesha: ahuyentador de obstáculos, 
simboliza el conocimiento y la inteligencia
Corazones: amor
Mariposa: Transformación
Flores: admiración
Mar: infinito e inconsciente
Cielo: Trascendencia y reinos celestiales
Girasol: fe inquebrantable, buena suerte, riqueza y felicidad
Mándala: círculo, unidad, absoluto, perfección y protección
El Mándala Gaia Natura transmite:
Libertad, fluidez, creatividad, conexión,  belleza, alegría,
Vida, Creación y Naturaleza

martes, 4 de octubre de 2016

Taller Mándala: Mujer, arte y paz

En memoria de un ser de luz, talentoso, mágico, 
amoroso, humilde y agradecido: 
Alberto Aguilera Valadez

Mantén el equilibrio.
El equilibrio depende de la serenidad de la mente.
Jamás te aburras ni te exaltes.
No les des importancia a las cosas pasajeras que vienen de fuera.
No te impresiones por lo que dicen los demás.
Sigue la orientación que te marca la conciencia, sin perder el equilibrio.
Camina hacia adelante, alegre y seguro de que vas a triunfar,
por grandes que sean las dificultades del camino.
C. Torres Pastorino
Minuto de Sabiduría

El alma se limpia con el perdón,
se hidrata con la oración,
se nutre con la palabra,
se protege con la fe
y se tonifica con el amor.
Anónimo








Suelto, entrego, confío,
fluyo, agradezco y bendigo.

Arte y Paz: Taller Mandala Circus

En memoria de mi amado padre
 Carlos Alberto Romero Lozano

Se llama CALMA...
y me costó muchas TORMENTAS obtenerla
Anónimo

Calma las aguas de tu mente,
y el Universo y las estrellas,
se verán reflejadas en tu alma.
Rumi

Soltar viejas creencias
Cambiar la energía
Salir de los límites imaginarios
Experimentar nuevas frecuencias
Usar el corazón
Liberar al niño interior
Creer para crear
Descubrir otros mundos
Elevar el espíritu
Sanar el alma










La emoción de la alegría puede ser alcanzada 
por la dominación de tonalidades luminosas,
por el predominio de colores cálidos,
y por el uso de las líneas dirigidas hacia arriba.
La calma se alcanza a través de un
uso equilibrado de la luz y la oscuridad,
por el balance entre colores fríos y cálidos,
y por líneas horizontales.
La tristeza se alcanza utilizando 

colores oscuros y fríos y líneas que señalan hacia abajo.
Resumen de Wikipedia sobre las teorías
de arte y el color de Seurat