lunes, 8 de marzo de 2010

8 de marzo de 2010: TALITA KUM. levántate y anda

Fotografía Patricia Romero Sánchez
Hola amig@s, compañeras y colegas, un saludo a los hombres que comparten su vida y su tiempo con mujeres sabias y valiosas, el día de hoy, es muy significativo para las mujeres de todo el mundo por la reivindicación de nuestros derechos, también es un momento para reflexionar hacia nosotras mismas, defendemos los derechos de los y las demás y nuestra voz se silencia cuando es para defendernos a nosotras mismas, cuantas veces ignoramos u olvidamos como estrategia de supervivencia aquello que nos hirió y que quizás en algunos casos nos destrozó la vida, cuantas veces hemos sido víctimas y victimarias entre nosotras mismas, cuantas veces nos hemos negado a nosotras mismas y dejamos que otros u otras o nosotras mismas apagamos nuestra voz.

Un principio del reiki coincide con un mandamiento de Jesús: amar al prójimo como a nosotros mismos y primero nos sanamos y luego sanamos a los demás.

Les comparto este poema de una mujer que hace parte de mi proceso de sanación, particularmente del proceso de recuperar mi voz, es una monja católica Maritze Trigos quien en un evento en la ciudad de Medellín hace varios años junto con una pastora de la Iglesia Protestante Judith Olson, compartieron con un grupo de mujeres sus maneras de vivir y comprender a Cristo, nos dieron ejemplo de diálogo y convivencia, este espacio fue muy valioso para mí, en particular un espacio que facilitó Maritze, fue revelador, cuando luego le compartí a Maritze todo lo que significó, me respondió: TALITA KUM, levántante y anda...

Hace años que no sé nada de Maritze, el Dios liberador se hizo presente como mujer, la recuerdo con inmensa gratitud y cariño, les comparto una pequeña parte de la voz de la mujer que me hizo recuperar mi voz,

Un abrazo de paz,
Bendiciones,
Patricia


Mujer; dame de beber: 
diálogo liberador en Clave de Género

Juan 4 por Maritze Trigos

Aquí estoy junto al pozo, memoria de la tradición judía,
Pozo en Samaria, que me ató como mujer por tantos años,
Pozo memoria y tradición de nuestros patriarcas, v.5
Pozo, ley de pureza que esclaviza y que margina,
Muchas leyes oficiales, excluyentes, patriarcales;
Una cultura que divide, judío-samaritanos, v.9
Los conflictos religiosos que separan y marginan!

Tengo sed, tengo sed mujer, dame de beber, v.7
Es la sed de un Dios humanado, pleno de gracia y del Espíritu,
Es la sed de un Mesías, con ansias de liberación,
Es la sed del Jesús, caminante, sudoroso y fatigado, v.6
Es cerca de medio día, con calor y luz del sol.
Acercarse junto al pozo, contemplando a la mujer:
Tengo sed, tengo sed mujer, dame de beber.

En Sicar es el encuentro, tierra del patriarca Jacob, v.5-6
De donde surgen signos nuevos y una nueva humanidad!
Cómo tu siendo judío, pides agua a mujer Samaritana? v.9
Es el punto del conflicto, que es preciso liberar.

Hoy se excluye y se margina, en los conflictos sociales,
Hoy muchos son rechazados en una cultura diversa!
Hoy las leyes son condena para pueblos y profetas.

Mujer, deja tu cántaro, necesito tu palabra,
Encuentro de identidades en un lugar prohibido!
Y en relación de equidad, la mujer desata la lengua:
Este pozo es muy profundo y tú careces de cántaro,
Acaso eres más poderoso que el patriarca Jacob? v.11-12
Y Jesús oye argumentos, y se acerca cada vez más…
Si conocieras a Dios, tú le pedirías el agua… v.10

Esta agua no sacia, la sed profunda del pueblo,
Yo te ofrezco una agua fresca, que transforma y plenifica, v.14
“anda a buscar tu marido”, llegó la hora de la gracia v.16
La conciencia se despierta, dueña de cinco maridos,
Hoy me ofrecen agua viva, el agua vivificante.
Y Jesús habló con ella de una alta teología,
“Yo sé que el Mesías llega, El nos enseñará todo” v.25

Y Jesús que reconoce la dignidad del ser humano,
Hizo resplandecer el rostro de una mujer rechazada,
Convirtiéndose toda ella, en espacio teologal!
Ese Mesías soy yo, el mismo que habla contigo. v.26
Y dónde debo yo adorar? Conflicto de conciencia y de cultura!
Ni en el templo Garizim, ni en Jerusalén tampoco,
Donde excluyen a pequeños, a mujeres y extranjeros,
Los verdaderos adoradores, son en espíritu y en verdad v.23
Estos son los adoradores, contemplativos de hoy!

La mujer dejó su cántaro, superando las barreras, v.28
Vengan a ver a un hombre que proclama la verdad,
Esa verdad encadenada en el mundo y en la historia,
Jesús la anuncia libre, contenida de esperanza.
Los hombres se dejan tocar y quieren ver a Jesús,
La Buena noticia ha llegado y la fe surge en el pueblo,
La barrera ya no existe, la salvación es para todos!

Compartiremos pozo nuevo, en relaciones de equidad,
Juntos y juntas bebemos, del agua que da el Espíritu,
Beberemos de la gracia, convertida en manantial,
Adoraremos al Padre es espíritu y en verdad.
Tu y yo seremos testigos de Jesús de Nazareth,
En ti mujer se revela el rostro de Dios justicia,
Chorros de agua viva, saltan en la humanidad.

Hoy he dejado mi cántaro que me ataba al pozo antiguo,
Hoy bebo en nuevo pozo, que reconstruye mi ser.
Hoy muchos hombres se atreven a beber del agua fresca,
Sentarse en el pozo nuevo, en relación de equidad.
Tengo sed, tengo sed mujer, dame de beber,
Y brota en mi ser masculino, la gracia vivificante,
Y brota en mi ser femenino, el Espíritu de amor.